Salón Blanco


Esta estancia es una parte esencial y muy especial dentro del palacio, ya que se trata del comedor, exquisito en su decoración y detalles.

Los muros del comedor, a diferencia de las otras estancias, no están vestidos de seda o terciopelo, sino que han sido delicadamente decorados con frescos y mármoles diseñados por Duarte Pinto Coelho, con un estilo que recuerda al de los palacios italianos.

En un lateral del comedor encontramos una original fuente de cerámica portuguesa en perfecta armonía con el estilo de la sala.

Los tonos claros que visten la estancia resaltan la majestuosidad de una mesa vestida de gala, lista para hacer las delicias de sus afortunados comensales, cuidando hasta el más mínimo detalle. Estilizados candelabros, fina cristalería, y vajilla del Viejo París y Limoges serán mudos testigos de su elegante velada.
 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.