Salón Amarillo

Se trata del salón principal de la casa. Nos franquea la entrada a esta estancia las robustas puertas procedentes de un antiguo monasterio.
 
Las paredes, vestidas de seda adamascada en tonos amarillos y ocres, dotan al salón de brillo y elegancia, resaltando la luz que entra por los cuatro balcones de los que dispone esta estancia. Durante la noche, numerosas y originales lámparas de pantalla, así como las velas sostenidas en excelentes candelabros, dotan a este salón de una atmósfera mágica y singular.

No es de extrañar que nos llamen la atención las mullidas alfombras que decoran la estancia y nos dan una acogedora bienvenida. Proceden todas ellas de la Real Fábrica de Tapices, fundada en 1721 por Felipe V, y son de una calidad y diseños únicos, convirtiéndolas en auténticas piezas de arte.
 
Decoran las paredes de este salón una importante colección de obras de arte, destacando entre todas ellas un lienzo de Jean-Baptiste Oudry (1686-1755), pintor, grabador y diseñador de tapices del Rococó francés, destacando en sus obras los animales y las escenas de caza. En este caso se trata de “Perros de caza y la liebre”.
 
 





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.